miércoles, 11 de febrero de 2009

¿Porque existe tanto sufrimiento, si Dios es Amor?

Esta es una pregunta muy frecuente, y dependiendo del lugar donde vivamos y las personas que nos rodeen recibimos respuestas muy variadas; Desde que “Dios así lo quiere” hasta que “Dios no existe”. ¿Se ha hecho esa pregunta usted alguna vez?

Pues la Biblia nos da la respuesta exacta a ella, analicemos.

Todos conocemos el relato de génesis sobre la creación de la raza humana (Génesis 1-2) pues en el se nos muestra a una pareja humana perfecta (Adán y Eva) con un futuro eterno en un paraíso incomparable, ellos tenían la comisión de administrar los recursos de la tierra y de cuidar de ella, tal como muestra Génesis 2:15.

Ese era el propósito de Dios para los humanos, “Habitar en una tierra paradisíaca y vivir para servir a Dios y adorarlo”, en los planes de Dios no estaba la muerte y la enfermedad, mucho menos el sufrimiento tan terrible que tenemos hoy en día tantas personas.

¿Entonces que pasó? ¿Por qué estamos en esta situación si el propósito de Dios era otro? El relato de génesis en el capítulo 3 nos muestra como nuestros primeros padres Adán y Eva pecaron contra Dios y desobedecieron a El (Génesis 3:6,7)

A partir de ese momento todos los descendientes de Adán y Eva nacemos con el pecado de nuestros padres sobre nuestras cabezas (Romanos 5:12), ese mi querido lector es el motivo por el que tenemos sufrimiento hoy día. Es debido a la desobediencia de nuestros padres Adán y Eva a Dios.

Muchos se preguntan ¿Por qué Dios no destruyo a Adán y Eva para crear otra pareja humana nueva? Piense por un momento, Satanás desafió a Dios diciendo que los humanos podían ser como Dios, y por lo tanto dejando entender que no lo necesitaban.

Por lo tanto si Dios destruía a Adán y Eva y creaba otra pareja estaba demostrando que Satanás tenía razón y que Dios era egoísta, sin embargo al dejar que los humanos demostraran por si mismos si se podían gobernar quedaría mas clara esta cuestión. Y sin duda alguna a quedado mas que claro quien tiene derecho a gobernar (Jeremías 10:23)

Así en pocas palabras encontramos la respuesta a nuestra pregunta inicial de porque Dios permite el sufrimiento. Pero ¿Significa lo que acabamos de aprender que estamos sin esperanza, y que no tenemos otra opción que no sea sufrir? La próxima semana estaré subiendo otro artículo que contesta esta pregunta.

Muchas gracias por su tiempo, y recuerden mi email está disponible para cualquier consulta iscomsc@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada